La última cena por última vez

La actriz colombiana Gabriela Zas concluye la temporada de esta puesta en escena y se prepara para iniciar Líquido táctil

0
949
views

Dejar que las cosas fluyan, dar lo mejor en cada personaje al que le presta su piel y aprovechar al máximo cada oportunidad que se le presenta son las premisas bajo las cuales la actriz colombiana Gabriela Zas avanza en la conquista del territorio mexicano, donde planea consolidar su carrera actoral.

Para su fortuna, dice, desde hace poco más de dos años que llegó a México las cosas han ido sucediendo, sobre todo en el último año que ha tenido oportunidad de participar de proyectos interesantes, sobre todo teatrales, donde se le ha podido ver en piezas como Estás ahí?, Luisa y La última cena, que ha presentado todos los sábados en el Foro Shakespeare, hasta mañana, 30 de julio, bajo la dirección de Enrique Aguilar, a dramaturgia de Mario Rendón.

La bella colombiana ya se prepara para protagonizar Líquido táctil, de Daniel Veronese, bajo la dirección de Boris Schoemann, con quien asegura haber logrado una muy buena mancuerna.

La obra es “una comedia ácida de una pareja compuesta por un hombre exitoso y poderoso que se casó con una famosa actriz que dejó los escenarios por él. La visita del cuñado evidenciará las tensiones aparentes y ocultas de esta supuesta vida de ensueño. Las frustraciones y perversiones de cada uno brotarán a la luz”.

La pieza se estrena el 7 de agosto en La Capilla y promete ser un éxito por la calidad tanto del texto como de la dirección de Schoemann a quien Zas considera exigente y muy buen director.

En televisión  tuvo un personaje en la telenovela Antes muerta que Lichita y recientemente participó en un gran proyecto como fue la serie Yago que se transmite por el sistema de televisión Blim de Televisa.

“No soy muy de metas a mediano y largo plazo, simplemente me gusta disfrutar el camino, quizá por eso soy actriz, porque me da la posibilidad de hacer cosas distintas cada vez y de maravillarme con algo nuevo todo el tiempo”, comenta Zas, quien asegura que lo que más le apasiona de la actuación es poder prestar su piel a los personajes que interpreta, darles vida y gozar o sufrir con ellos.

Acerca de su reciente participación en Teatro en Corto dice: “Es una experiencia increíble la de actuar de forma tan cercana al público, te deja un gran aprendizaje y sin duda la repetiría”, señala la actriz.

“Creo que lo importante es seguir sumando proyectos, aprendiendo con cada uno y disfrutando cada proceso; me hace muy feliz mi trabajo, descubrir nuevos personajes y transitar innumerables historias”, añade Zas, quien se dice plena profesional y personalmente, ámbito en el que por ahora disfruta de su soltería y de la posibilidad de enfocarse al cien por ciento en su carrera de actuación, en un país al que confiesa ama tanto como a su tierra natal.