Jerónimo García, el mexicano que triunfa en el Cirque du Soleil

0
538
views

Estrella del performance, especialista en patinaje acrobático y cintas o bungees aéreos, Jerónimo García Cabral escala día a día los peldaños para colocarse en la cumbre de las artes circenses y en el universo del performance.

Nacido en Mérida hace 44 años, Jero actualmente se presenta con dos números en JOYÀ, del Cirque du Soleil, en la Riviera Maya; en uno de ellos realiza acrobacias en el aire a más de 10 metros de altura en cintas y en el otro, deslumbra con patines junto a su esposa, la australiana Jessica Ritchie.

“Ser parte de la familia del Cirque du Soleil es un sueño hecho realidad, hoy en día me encuentro más fuerte, más en forma, más lleno de vida y con el espíritu inquebrantable. Estoy muy orgulloso de ser un mexicano que ingresó por su nivel, por su técnica, por lo que presenté en las audiciones. Ya voy para el cuarto año en esta etapa en la compañía y es una experiencia que no cambio por nada”, indica García Cabral, quien está por cumplir cuatro años en esta etapa en Quintana Roo.

Sobrino de la actriz Ofelia Medina, y con un historial en el arte familiar, el mexicano formó parte del show residente de Cirque du Soleil en Las Vegas, Zumanity, por seis años, antes de emprender una faceta alterna con suertes físicas y actos de fuerza y plasticidad que lo llevaron a escenarios de Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, España, Portugal y Bahamas.

Orgulloso padre, Jerónimo también es especialista en fitness y estilo de vida.

“Yo no pensaba dedicarme a la artisteada, surgió de rebote. Empecé con la disciplina de gimnasia artística y cuando dejo todo por el deporte, me voy a Ciudad de México, desde Mérida, para ser parte del equipo de alto rendimiento. Fui con unos amigos a entrenar, ellos hacían teatro y ¡pum! hice los Power Rangers, yo era uno de ellos, con todo el espectáculo de acrobacia. Así empecé a agarrar ritmo, hice más obras, como Marcelino Pan y Vino, Vaselina, y muchas obras más, y como no era bailarín ni cantante tuve que ensayar el triple que todos los demás. ¡Uff! Fue un gran aprendizaje.

“Tiempo después, escuché de unas audiciones para el Cirque du Soleil cuando estaba en México… eso, para mí, era como de aliens, sí, extraterrestres, porque era super complicado y lo mejor del mundo. Empecé a ensayar con un amigo, me preparé física y mentalmente con tantos números de fuerza física como me fue posible, le eché todas las ganas y como no había mexicanos, me hizo sentir más motivado.

“Me inspiró pensar que si yo podía entrar a una empresa de tanto prestigio, podría después ser inspiración para otros. Hice la audición, no me hablaron de inmediato, pero a las dos semanas, me llamaron y me fui a Montreal (Canadá) al entrenamiento y arranqué Zumanity, que fue una gran escuela y una oportunidad de oro en mi vida”, recuerda Jerónimo, quien ingresó a la compañía junto con su colega y amiga, Marcela de la Vega.

El orgulloso papá de Arian, y especialista en nutrición, fitness y bienestar físico, tiene como meta continuar desarrollando su técnica en la compañía fundada en Canadá, y a la par, certificándose en trabajo de desarrollo corporal, espiritual y mental. 

“No faltan las oportunidades, más bien, es saber cómo aprovecharlas y cuándo. Tengo todas las ganas y me respalda mi experiencia, he hecho mucho trabajo de fuerza física y he moldeado mi cuerpo para que sea mi vehículo de presentación para inspirar a jóvenes, niños y adultos a verse bien, a sentirse bien y sobre todo, a transmitir esa sensación de bienestar físico”.

También integrante del elenco que participó en Lazy Town y Ben 10, el artista se sigue preparando para en un futuro, establecer récords Guinness en diversos ejercicios y facetas de entrenamiento, como planchas y movimientos de fuerza y resistencia. Y por si fuera poco, desarrolla sus propios sistemas de entrenamiento para todo tipo de personas, que van de los atletas profesionales hasta los individuos cuyo estilo de vida es totalmente sedentario.