El curioso caso de Instagram

0
226

La historia de Instagram podría dividirse en dos: la primera va desde su nacimiento en 2010 hasta abril de 2012, cuando a punta de billetazos (mil millones de dólares, para ser exactos) Facebook adquirió a la creciente aplicación en donde se podían publicar fotografías agregándoles filtros vintage y cool. La segunda parte de esta historia se da desde el ya lejano 2012 hasta finales de abril de este 2017, fecha en la que se dio a conocer que Instagram había alcanzado los 700 millones de usuarios activos mensuales, lo que le permitió posicionarse como la tercera red social de mayor uso en el mundo, sólo por detrás de Facebook y YouTube.

700
millones usuarios activos al mes alcanzó Instagram el 26 de abril de 2017

2
meses los que tardó Instagram en alcanzar su primer millón de usuarios activos

28
meses tardó Instagram en alcanzar los 100 millones de usuarios activos

El hecho de que 700 millones de personas usen al menos una vez al mes Instagram es una cifra impresionante sin importar de qué tipo sea el servicio; sin embargo, esta cifra se vuelve aún más sorprendente al darse cuenta que hace apenas un par de años la cifra era de 350 millones de usuarios activos mensuales, es decir, en sólo dos años Instagram ha logrado duplicar el número de personas que usan su app en todo el mundo. Asombroso.

Este crecimiento se da, en gran medida, al impulso económico que le ha dado Facebook al asignar grandes equipos de desarrolladores que han creado herramientas y posibilidades que los usuarios pedían a gritos, como el hecho de tener más filtros, poder hacer zoom a las fotos, poder subir videos o crear tus propios Gifs, a través de Boomerang, y subirlos de manera fácil y rápida. Si a esto le sumamos la aparición de las Stories, que es un formato muy similar al creado por Snapchat, pues ahí tenemos la respuesta a por qué Instagram ha crecido de manera tan acelerada y por qué los anunciantes se están animando, cada vez más, a apostar por la plataforma para ofrecer sus productos o servicios.

Es por eso que, ante el gran crecimiento que ha tenido esta red social, te invitamos a que te animes a probar la app en caso de que aún no lo hagas o, si ya tienes una cuenta, le puedas sacar todo el jugo con estos consejos que harán que disfrutes, aún más, todo lo que Instagram tiene para ti.

5 TIPS A LA HORA DE USAR INSTAGRAM

¿Foto, video, boomerang, collage o Story?

El crecimiento de Instagram se ve reflejado en la cantidad de formatos que ahora soporta; es por eso que ahora tienes la opción de subir fotos o videos que sean visibles por el tiempo que mantengas tu cuenta o, si prefieres algo más efímero, sube una Story que durará publicada sólo 24 horas.

No siempre es bueno usar la ubicación de las fotos

Instagram permite geolocalizar tus publicaciones; es decir, poner la ubicación de en dónde fue capturada esa imagen. Esta opción, como todo en la vida, tiene sus pros y contras: lo bueno es que la gente sabe en dónde es ese maravilloso paisaje o en dónde está ese increíble graffiti, pero lo malo es que pueden rastrear qué lugares visitas, frecuentas o en dónde estás en ese preciso momento. Piensa si es necesario poner la ubicación antes de publicar.

Controla quién puede ver tus fotos

Ya sea para tus Stories o tus publicaciones normales, Instagram te permite seleccionar qué personas pueden ver tus fotos y videos que subes a la app, puede que pongas tu cuenta como privada o, si lo prefieres, puedes bloquear directamente a ciertos usuarios que no quieres que vean lo que subes a esta red social.

 

Cuidado con el uso de hashtags

Los hashtags, o etiquetas, son una muy buena herramienta para darle difusión a tus publicaciones y que más gente las pueda ver y no sólo aquellas cuentas que te siguen; sin embargo, esto podría hacer que personas que ni te imaginas puedan interactuar con tus fotos y videos. Si quieres buscar muchos “Me Gusta” sin importar quién vea tus fotos, adelante, usa muchos hashtags; si quieres mantener un perfil más bajo, mejor ahórratelos.

Aguas con los bots

Tal como ha pasado con otras redes sociales que de pronto tienen un gran crecimiento, Instagram también se ha llenado de bots, o cuentas falsas, que son utilizados para inflar el número de seguidores de ciertas cuentas o para tener mayor flujo a la hora de publicar determinados mensajes. Si te sigue una cuenta que creas que es falsa, lo mejor es que la bloquees y así no entres en su juego de cuentas apócrifas.

NO COMMENTS