Historias de miedo para contar en la oscuridad, con la firma de Memo Del Toro

Aún no llegamos a Día de Muertos y ya comenzaron las , el nuevo filme producido por Guillermo del Toro

0
479
views

Hace aproximadamente 38 años una novela terrorífica y de misterio infantil salía a la luz. 

Alvin Schwartz se dio a la tarea de acercar a los más pequeños las historias de fantasmas, con canciones fúnebres y con historias que los introdujeran en el mundo de aquellos monstruos que aparecen por las noches. Así fue como nació un cuento que pronto se convertiría en verdad.

Al cabo de varios años, Historias de miedo para contar en la oscuridad, se hizo realidad, André Øvredal había asumido la dirección para crear una película, no sin antes incluir al mejor amigo de los monstruos, el mexicano Guillermo del Toro como productor.

La película nos relata la historia de unos adolescentes que en una extraña noche de Halloween se introducen a una mansión embrujada, donde una niña contaba historias de terror, mientras permanecía encerrada por ser “rara” y albina, hasta el día que murió y, con su muerte, comenzaron a suceder misteriosas desapariciones en el pueblo de Mill Valley.

Historias de miedo… como película, introduce positivamente los cuentos de Schwartz, sin dañar los libros originales, pero en varios momentos el filme se queda sin aliento con tramas de relleno que llegan a ser un poco aburridas y lentas. Sin embargo; desde los primeros minutos la música deja que la imaginación vuele y que se disfrute como pocas veces, pues al incluir La canción fúnebrecomo tono de caja de música, las cosas comienzan a tomar su rumbo.

André Øvredal da vida a criaturas realmente geniales y terroríficas con impresionantes efectos visuales que capturan la energía de los dibujos en los mundos de Gammell (ilustrador) y sabe cómo extender las configuraciones sencillas de Schwartz en pequeños motores espeluznantes de suspenso. Así como en los cuentos escritos, es posible que no se diga mucho sobre los personajes o que tengan algo que ver con la historia, pero siempre son espeluznantes en el momento real y el fan service frecuente con sobresaltos genuinos en las butacas se agradece infinitamente.

LA JOVEN HEROÍNA DE LAS NUEVAS GENERACIONES

Historias de miedo para contar en la oscuridad es una película de terror, de entrada con una protagonista obsesionada con el horror.

Desde el momento en que la película presenta a “Stella”, interpretada por Zoe Margaret Colletti, sabemos que es parte de nosotros. La personalidad y la narrativa completas de “Stella” están diseñadas en torno a que ella es una fanática del horror. Una aspirante a escritora con una pasión ilimitada por el género y al parecer existen muchos amantes del mismo que han intentado seguir por ese camino y para un punto de entrada al terror, no hay nada más poderoso que verse representado en la pantalla como protagonista luchando contra monstruos realmente espeluznantes. Es por eso que “Stella” resuena tan fuerte en este personaje. Es una paria en la escuela, principalmente relacionada con el abandono de su madre, pero también por su fanatismo de terror nerd.

LA MANO DE DEL TORO Y EL RACISMO

Guillermo del Toro, siempre se ha caracterizado por darle su toque a cada cosa que hace, sin importar que sea, porque puede y quiere, ah, y porque es mexicano. Sin embargo; es probable que con esta película no pudiera hacer mucho, pues sólo la produjo.

A pesar de ello, sí mostró un poco del racismo y la discriminación que se viven actualmente en Estados Unidos y en el entonces 1968, hacia los latinos, incluso a los de piel oscura y con “Ramón Morales”, interpretado de manera excelente por Michael Garza quedó completamente entendido. 

Aquí fue donde la película realmente se une, literal y figurativamente, es el segmento con The Jangly Man, una criatura que representa los temores de Ramón y es donde la película realmente encuentra el equilibrio correcto entre el horror visceral y el miedo psicológico y combina un personaje con un monstruo imaginativo que revela más sobre ellos que el diálogo solo. 

Haroldel espantapájaros ciertamente califica y también la secuencia con La Señora Gorda de la habitación roja, pero The Jangly Manes un vistazo a todo lo increíble que podría haber sido esta película si solo las historias y los personajes se hubieran conectado un poco más.

LA PELÍCULA NO ESTÁ DIRIGIDA A ADULTOS

Historias de miedo para contar en la obscuridad realmente no funciona del todo para un público adulto, pero eso no es malo, pues la novela original siempre estuvo enfocada en historias para niños, por lo tanto la narración de la película es perfecta para las nuevas generaciones y aquellos adolescentes que comienzan a descubrir el gusto por el horror, los zombies, las brujas, los muertos y como buen fan; el emblemático Halloween o, en México, el Día de Muertos.

Los sustos dan miedo y hay graves consecuencias para las acciones de sus personajes. Tal vez para aquellos que crecieron con películas terroríficas pero de bajo presupuesto en los 80, probablemente amarán la cinta pues se verán reflejados en su yo adolescente de 15 años.

“Las historias son lo que nos hacen”, nos dice “Stella” en la película. Es una declaración simple con mucho peso. Cada uno de nosotros encontramos horror a través de diferentes historias y películas; no hay una forma única para todos o una forma incorrecta de comenzar. El horror nos ayuda a conectarnos, a procesar el mundo que nos rodea.