Hallan vestigios coloniales en el centro de la CDMX

Arqueólogos del INAH encontraron restos de dos antiguas construcciones de la época de la colonia, en lo que era conocido como el barrio de indios de San Juan Moyotlan

0
1012
views
Muro con restos de pintura mural que data de la época de la colonia. Foto INAH

El Centro Histórico de la Ciudad de México aún guarda muchos testimonios del pasado de la vida de sus habitantes, entre ellos los descubiertos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recientemente en la zona en la que colindan Avenida Juárez y Eje Central.

En la acera de la calle López esquina con Artículo 123, arqueólogos descubrieron vestigios de dos importantes construcciones de la época colonial: el Convento de San Juan de la Penitencia y el Hospital Real de San José de los Naturales, informó el INAH este fin de semana.

Los arqueólogos hallaron osamentas semicompletas y decenas de huesos humanos que constituyeron un par de osarios del que fuera el llamado Hospital de Indios. Además, encontraron muros de uno de los cuartos del antiguo Convento de San Juan de la Penitencia, del siglo XVII.

03
La mayoría de los restos óseos corresponden a individuos adultos masculinos. (Foto: INAH)

En un conteo preliminar, los especialista calculan que los huesos rescatados corresponderían a alrededor de 70 individuos. Por la gran cantidad de restos óseos, creen que en esta sección del cementerio debió estar la fosa común del hospital.

1553

Año en que se erigió el Hospital de Indios. Atendía a los indígenas de la ciudad y también del Altiplano Central, de manera que llegó a ser el hospital de indios más importante de América.

El nosocomio fue clausurado una vez consumada la Independencia, pero fue hasta 1935 cuando el hospital y su iglesia barroca anexa fueron demolidos para ampliar la avenida San Juan de Letrán, hoy Eje Central Lázaro Cárdenas.

Con el posterior análisis antropofísico de los restos óseos se podrán conocer detalles del tipo de población que era atendida en este lugar y las causas de muerte, entre las que no se descartan la viruela y otras enfermedades infecciosas.

La arqueóloga del INAH, Belem Beltrán, comentó que la evidencia del Convento de San Juan de la Penitencia se dio a partir del registro de un muro, de ahí que se decidió ampliar la excavación. Se ubicó el citado cuarto que mostraba tres etapas de nivelación de su piso, derivado posiblemente por problemas estructurales (uno de ellos con lajas de roca volcánica, otro de estuco y una más de ladrillo), que debieron realizarse entre 1750 y 1850.

08
Piso de ladrillo cuatrapeado del antiguo Convento de San Juan de la Penitencia. (Foto: INAH)