OPINIÓN: Emergencia nacional, los feminicidios en México

0
323
views

Por Gabriela G. Jiménez Godoy

Nuestro país carece de una fuente de datos confiable que dimensione la enorme cantidad de feminicidios que han ocurrido por lo menos desde el año 2000. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública establece que en 2019 se registraron 976 presuntos delitos de feminicidio a nivel nacional y en lo que va del 2020 han ocurrido 267.

El INEGI menciona que de 2000 al 2017, hubo 34,846 mujeres asesinadas, pero se desconoce cuántos de estos homicidios fueron catalogados como feminicidios.

Las mujeres mayores de 18 años son víctimas de agresiones, entre las que destacan:

• Violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio).
• Violencia sexual y acoso donde 6 de cada 10 agresiones contra mujeres mexicanas en la vía pública son de índole sexual.
• Esclavitud y explotación sexual, entre otros actos de violencia.

La situación es delicada para las niñas quienes son 30% más propensas a ser desaparecidas o asesinadas (Red por los Derechos de la Infancia en Mexico 2019), registrándose 3.6 asesinatos y cuatro desapariciones al día de menores de edad, quienes en su mayoría son adolescentes de entre 13 y 17 años.

En la mayoría de los estados, los homicidios de mujeres se catalogan y se investigan como homicidios y no como feminicidios como lo establece el artículo 325 del Código Penal Federal:

“Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

• La victima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo;
• A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia;
• Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;
• Haya existido entre el activo y la victima una relación sentimental, afectiva o de confianza;
• Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;
• La victima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida;
• El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.”

En el 70% de los casos de homicidios de mujeres en México se cumplió alguna o todas de las características señaladas. Aun así, continúan sin considerarse feminicidios, dejando en la indefensión a la víctima y a familiares. En gran parte debido a los altos niveles de impunidad penal y es justo dónde el Poder Judicial en los tres niveles de gobierno, debe hacer un análisis ante la comisión de actos negligentes u omisos, debido a que sólo el 10% de los casos concluyen en sentencia condenatoria.

Hay esfuerzos de la autoridad en materia de armonización legislativa, presupuestos, acciones preventivas y atención de la violencia contra las mujeres, lo que falta es reconocer a mujeres y hombres por igual.

Debemos trabajar para que las mujeres accedan a la educación, se desarrollen en el terreno profesional, ganen un sueldo que corresponda a sus actividades sin ningún tipo de discriminación y logren su independencia económica. Continuemos la lucha por la verdadera igualdad y equidad de género, donde la voz de hombres y mujeres se escuche con la misma fuerza, sólo así se podrá desterrar el flagelo del feminicidio en México.

Gaby Jiménez es integrante del Colectivo 50 + 1 y Presidenta de la Fundación Dime y Juntos lo Hacemos.