Dios salve a la Reina y por supuesto a Freddie Mercury

Aunque muchos esperan un film muy biográfico, Bohemian Rhapsody es un gran homenaje a la banda, lleno de momentos de risa, sentimiento, amor y de momentos épicos que te provocarán escalofríos en la piel.

0
95

Por: Yessica Hernández

Fue ya casi un año cuando se rumoraba que se estaba trabajando en una adaptación cinematográfica de la vida y obra de una de las  bandas más significativas en la historia del rock, enfocados especialmente en el considerado por mucho el mejor vocalista y frontman en la historia de la música. Los británicos de Queen, estarían llegando a la pantalla grande, con la historia del controversial Farrokh Bulsara, mejor conocido como Freddie Mercury.

Pues así es como llegó Bohemian Rhapsody, peli que toma su nombre de una de las piezas más significativas de la agrupación inglesa y que al día de hoy es señalada como una de las canciones más importantes en la historia de la música. El film encaminado por el reconocido director y guionista, Bryan Singer, que tuvo que salir de este cargo por las acusaciones de abuso sexual en su contra, terminó gracias de la mano del actor y productor inglés Dexter Fletcher, y que tiene dos partes que debemos mencionar en esta crítica.

Bohemian Rhapsody, es una película para todos lo que han escuchado alguna vez algún tema de Queen. Esta biografía engloba de forma amigable lo que es la historia de esta agrupación inglesa, enfocándose a totalidad en el alma y líder de dicha agrupación, Freddie Mercury, el cual lo vemos interpretado por el actor Rami Malek, al que debemos aceptar como una gran interpretación; al principio tenía mis dudas de ver a este excelente actor (Mr. Robot, 2017 ) en el cuerpo y voz del cantante, pero su actuación es de lo mejor de la peli y en la que podemos decir que llegó a homenajear a Mercury.

La historia para los fans de Queen se sentirá muy apresurada, pues son 25 años resumidos en 2 horas 10 minutos que dura hasta el fin y toca puntos importantes en la carrera de la agrupación, así como en la creación de los temas más emblemáticos de la banda, la cual se muestra como una hermandad muy fuerte.

El tema de la homosexualidad de Mercury es uno de los puntos que debieron tomar con más fuerza, esta parte de la vida del cantante es y seguirá siendo un misterio para muchos de los fans, pero esta revelación dentro del film cumple, aunque para los más apasionados tendrán sus recelos ante esto.

Ahora desde la parte de la cinematografía, Bohemian Rhapsody, tiene algunas fallas en cuestión de las tomas dado que no son tomas orgánicas, sino de los videos musicales de la banda, pero creemos que esto tiene mucho sentido dado que durante todo el film sientes que estas dentro de un concierto y eres parte de la energía que desprende cada acto musical. La música es la joya de la corona, así como las recreaciones de los conciertos más emblemáticos de Queen.

La historia revela algunos detalles de Mercury, pero arropa a cada uno de los integrantes de la banda al grado de que no solo estás viendo una película de Freddie, sino que en verdad es una historia de Queen. En cuestión de datos, Bohemian Rhapsody nos regala detalles muy personales del cantante, como sus miedos, sus problemas de aceptación, depresión y sus excesos, los cuales son bien interpretados por Malek.

Aunque muchos esperan un film muy biográfico, Bohemian Rhapsody es un gran homenaje a la banda, lleno de momentos de risa, sentimiento, amor y de momentos épicos que te provocarán escalofríos en la piel. Para los amantes de la música es una película necesaria y que se une a la lista de films dedicados a las bandas como The Doors de Oliver Stone, Pink Floyd The Wall de Alan Parker y Gerald Scarfe o la reconocida Almost Famous de Cameron Crowe.

NO COMMENTS