Adiós al Estilos, al Caifán Mayor… murió Óscar Chávez

0
630
views

“El frío que de noche sientes es por andar desperdiciada…”
El Estilos (Los Caifanes, 1966)

Óscar Chávez murió. ¿Qué palabras podrían escribirse en su epitafio, en la última morada de aquel que hizo de la palabra poesía y de la poesía, canción?

Tenía 85 años, ayer fue internado en el hospital 20 de Noviembre del ISSSTE con síntomas de COVID-19.

Hoy ya no está. Medio día de hospitalización bastó a la muerte para llevárselo. “Luego cualquier día levantas los tenis y no te enteras de tu propio guateque cadavérico”, le dijo El Azteca (Ernesto Gómez Cruz) al Estilos en la película que lo inmortalizó, Los Caifanes de Juan Ibañez (1966).

Apenas a las 15:00 horas, la cuenta oficial del artista decía que estaba bien: “El Mtro. Chávez sigue estable y muy bien atendido por el personal hospitalario. La prueba para COVID-19 aún está en proceso. Agradecemos nuevamente todas las muestras de afecto y apoyo que han tenido con él”.

A las 16:40 trascendió la noticia, Óscar Chávez dejó de existir. Aún no se sabe si víctima del COVID-19.

DE LA MERITA PORTALES

Óscar Chávez Fernández nació en la colonia Portales de la Ciudad de México el 20 de marzo de 1935. Su niñez y adolescencia las vivió en Santa María la Ribera, desde donde ingresó a la Escuela Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes y a la de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Actuó en la grabación de programas de radio-drama para Radio Universidad. Filmó 12 películas, entre las que destacan Santa, La Generala, El oficio más antiguo del mundo, Las cadenas del mal, Flor de durazno, México de mis amores y otras.

Pero sin duda fue su participación en la película Los Caifanes la que le dio a su personaje icónico, El Estilos, y lo inscribió para siempre en la cultura popular mexicana.

El Estilos.

Grabó más de 20 discos de larga duración entre los que se encuentran la serie Voz viva de México, en el que recita poemas de Sor Juana Inés de la Cruz, Gilberto Owen y Amado Nervo; varios volúmenes dedicados a la música tradicional mexicana, latinoamericana, canción amorosa de su autoría, parodias políticas y diversos títulos vinculados con movimientos sociales como México 68, Canciones de la Guerra Civil y resistencia española o el disco dedicado a la guerrilla zapatista: Chiapas.

Su voz de barítono quedó impresa en temas inmortales como Macondo (basada en la novela Cien años de soledad de Gabriel García Márquez), Marihuana, Por ti, Fuera del mundo y muchas más que le valieron, junto con su quehacer actoral que lo llevaron a ser considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Ciudad de México.

“Moriré mentando madres”, nos dijo a RED CAPITAL en una de las últimas entrevistas que dio.

Lee aquí la entrevista completa.